Posted by on Sep 29, 2014 in Cuentos, Mágicos | 0 comments

Cuenta una leyenda muy antigua, que había una vez una bruja que estaba enfadada con los humanos debido a las continuas burlas que algunos le habían hecho por su aspecto (tenía una nariz muy grande) y como castigo, construyo un puente encantado.

Era de piedra y estaba rodeado de coloridas flores perfumadas, que ofrecían una sensación muy agradable a todo el que por allí pasaba. Con lo hermoso que era, nadie podía imaginar en ningún momento, que en su interior; encerraba un terrible secreto.

El que solo cruzaba por aquel lugar, únicamente perdía la memoria durante un día y se encontraba enseguida al día siguiente, pero el que traspasaba el puente, se adentraba en un jardín llamado “El Jardín Del Abandono” y ya nunca  regresaba ni recordaba nada de su anterior vida.

Un día llego hasta aquel parque una niña que se llamaba Aby. Era rubia, de pelo rizado y le gustaba mucho la naturaleza. Al poco rato de pasearse y casi sin darse cuenta, se quedó aturdida y cuando tomo consciencia de nuevo, ya habían transcurrido veinticuatro horas.

Seguidamente al mirar al otro lado y observar que estaba repleto de exótica vegetación, decidió cruzar el puente para ir a contemplarlo más de cerca y poder descubrir así, todas las originales variedades que estaban plantadas.

Pero entonces…